Noticias - Página 3 de 7 - Clos de la Vall

Si no encuentra la pasión... no es Clos de la Vall

Los vinos dulces son licores que se obtienen de mezclar mosto con otros licores o elementos que fortalecen la concentración de azúcares en su composición. De esta manera se paraliza la transformación de azúcares en alcohol, razón por la que generalmente los vinos dulces tienen menor graduación alcohólica que los vinos secos o semisecos. Esto, sin embargo, varía notablemente en los denominados vinos fortificados, donde al agregarse otro licor este hecho puede verse notablemente modificado.

Vinos dulces
Aunque popularmente se cree que los vinos dulces son tintos, podemos encontrarlos blancos o incluso rosados.

En la mayoría de los casos se trata de vinos que adquieren su dulzor de manera natural, sin necesidad de agregarle azúcares de manera externa.

El proceso de elaboración de un vino dulce suele comenzar con la deshidratación de la uva. De esta manera se elimina el exceso de agua y se promociona la concentración de azúcares en el licor resultante.

Leer noticia

¿Como podemos conseguir un buen maridaje?

Para combinar adecuadamente vino y comida hay que conocer algunos trucos que nos permitan conseguir un buen maridaje. Y es que no todos los vinos realzan de la misma manera los alimentos que acompañan.

 

Trucos del maridaje

La primera regla del maridaje de vino con comida es la búsqueda del equilibrio. Así pues, debemos conocer el sabor de un vino para saber con qué tipo de alimentos combina mejor. Y, de la misma forma, saber con qué ingredientes se realizan los platos para escoger adecuadamente el vino con el que se va a acompañar.

denominación de origen del vino

Leer noticia

Cómo conservar adecuadamente un vino en casa

En ocasiones compramos vinos de gran calidad pero los echamos a perder por no saber ubicarlo en el sitio correcto y es que debemos tener en cuenta varios criterios para aprender cómo conservar adecuadamente un vino en casa.

vino en casa
Lo primero que debemos saber es que no todos los vinos necesitan los mismos cuidados. Cada caldo tiene unas particularidades, unas virtudes y unas necesidades que debemos conocer de antemano para saber qué necesidades requiere. Para obtener esta información sobre el vino que tenemos lo mejor es leer detenidamente la etiqueta de la botella. En ella debe incluirse información suficiente sobre su naturaleza, origen y particularidades de fabricación y conservación.

Leer noticia

Cómo montar tu propia bodega

Si eres una persona aficionada al vino te habrás preguntado cómo montar tu propia bodega en casa. Pues bien, aunque parezca complejo de antemano, diseñar y componer tu propia bodega es mucho más sencillo de lo que piensas. Basta con tener claros algunos principios básicos y no tener miedo a probar y a equivocarse.

 

Montar tu propia bodega: Conceptos básicos

Antes de montar una bodega en casa hay que tener claros algunos conceptos relacionados con el vino, sus particularidades y los cuidados que requiere su conservación.

bodegaEn este sentido, lo primero y más importante es la elección del lugar en el que se ubicará la bodega. Debe ser un espacio donde haga una temperatura media constante, que no esté cerca de una fuente de calor y donde tampoco se pase mucho frío. Y es que ambos extremos perjudican seriamente la botella y el caldo contenido en ella.

Leer noticia

Beneficios de consumir vino tinto

Los beneficios de consumir vino tinto de manera moderada han sido estudiados y comprobados en múltiples estudios científicos. De hecho, muchos médicos recomiendan a sus pacientes la inclusión de una copa de vino tinto de calidad a diario en sus comidas. Sobre todo cuando estas personas padecen alguna dolencia relacionada con el sistema circulatorio o con el funcionamiento del corazón.

 

La salud y el vino tinto

Beneficios de consumir vino tintoEl consumo del vino tinto es beneficioso para la salud, especialmente para mejorar la calidad de la sangre. En este sentido, hay que destacar que el vino tinto ayuda a depurar la sangre, evita el endurecimiento de las arterias y la aparición de coágulos en la sangre, al tiempo que sus componentes contribuyen a proteger los vasos sanguíneos. Todo ello gracias a la vitamina E y a los pofitenoles presentes en este tipo de caldo.

Además, el vino tinto activa el funcionamiento del cerebro, lo que le señala como aliado en la prevención de enfermedades degenerativas y de las demencias. Esta capacidad para estimular la actividad del cuerpo se debe al resveratrol, una sustancia que también nos puede reactivar cuando estamos bajos de energía o tenemos un día apático.

El proceso de fermentación del vino hace que sea beneficioso también para quienes sufren problemas de encías o caries. Y es que estos elementos evitan la aparición de estreptococos y de las bacterias causantes de infecciones como las caries.

También se ha demostrado eficaz en el tratamiento de los dolores de garganta y en la eliminación de la gingivitis. Sin abandonar esta parte del aparato digestivo  hay que destacar también que un trago de vino limpia de grasas la boca de la persona que lo ingiere, lo que permite que disfrutemos más de la comida al percibir sus sabores libres de los restos que se hayan podido acumular en nuestro paladar. Este aspecto es especialmente interesante si comemos carne.

 

Estrés, infecciones y vino tinto

El vino también es un alimento que deben tener en cuenta e ingerir moderadamente aquellas personas que sufran de estrés. Y es que el vino provoca la liberación de endorfinas, lo que provoca la relajación del cuerpo y, por tanto, previene los estados de ansiedad y los bloqueos producidos por exceso de presión.

Destacado también es la propiedad astringente del vino. Es decir, que ayuda a depurar el cuerpo evitando que los desechos se adhieran a las paredes de los órganos que componen el aparato digestivo.

Este comportamiento es especialmente visible en el correcto funcionamiento de la vejiga y los riñones, donde el consumo moderado de vino optimiza el filtrado y la depuración que se producen en el interior de ambos.

Con lo que podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que el consumo de vino tinto contribuye a prevenir la aparición de infecciones urinarias.

Cáncer – Beneficios de consumir vino tinto

corazonvinoAlgunos estudios médicos han señalado al vino tinto como un aliado frente al cáncer.

Al parecer, los antoxidantes presentes en este tipo de caldo hacen que se eliminen las células responsables del cáncer, especialmente las que se depositan en los pulmones y el la mama de las mujeres.

En este último caso se debe a que el revastratol (presente en este tipo de vino) ejerce una acción directa sobre la creación de estrógenos evitando que esta sustancia provoque problemas cancerígenos.

 

Dieta – Beneficios de consumir vino tinto

Aunque muchas personas lo desconocen, el consumo diario y moderado de vino tinto ayuda a eliminar grasa del cuerpo y evita que aparezcan nuevos cúmulos de esta sustancia en el cuerpo.

maridajeEsto es posible gracias a que los componentes del vino activan un gen que impide la creación de nuevas células grasa, al tiempo que estimula las ya existentes en el organismo para poder eliminarlas de manera progresiva.

 

El consumo de vino tinto también está aconsejado en los casos en los que queremos eliminar el colesterol malo. Esto es posible porque este tipo de caldo es rico en polifenoles que actúan en los vasos sanguíneos evitando que se acumule grasa en su interior.

En cualquier caso, antes de incluir el vino tinto en nuestra dieta diaria, lo mejor es consultar con el médico de cabecera, pues podría haber alguna contraindicación que lo desaconsejara.

Clos de la Vall y su vino de autor encumbran internacionalmente al vino valenciano

El año 2015 supuso un hito importante en la historia del vino valenciano. El premio que la bodega Clos de la Vall ha recibido por su “Vino de autor” ha sido el paso definitivo con el que se ha podido encumbrar internacionalmente al vino valenciano. Un esfuerzo en el que bodegueros, denominaciones de origen e instituciones trabajan desde hace años.

Leer noticia

Saber de vino : Vocabulario del vino

Si nos gusta el mundo de la enología y queremos hablar con propiedad debemos manejar un vocabulario del vino básico. Y es que saber de vino requiere un mínimo de conocimientos para escoger bien, apreciar las propiedades de los caldos, saber cuáles son las virtudes de cada denominación de origen, etc.

Leer noticia

De entre las publicaciones dedicadas al mundo del vino hay una que destaca sobre el resto. Se trata de la prestigiosa The wine advocate la publicación que dirige el conocido catador Robert M. Parker.

Esta revista surgió a finales de los años setenta con la intención de orientar a los consumidores de vino sobre la calidad de los mismos. Parker consideraba que la información que hasta ese momento se ofrecía era sesgada y estaba manipulada por las grandes bodegas y los productores de prestigio, por lo que era imposible hacer una valoración objetiva de los vinos que se producían.

Leer noticia

Componentes del aceite de oliva

El aceite de oliva es un producto que se caracteriza por los múltiples beneficios que aporta a quienes lo ingieren de manera directa o indirecta (empleándolo como ingrediente en sus elaboraciones culinarias).

aceite de oliva virgenLa riqueza del aceite de oliva reside en los componentes que forman el aceite de oliva y varía atendiendo al tipo de aceituna que se emplee, a los factores medioambientales en los que se ha cultivado la materia prima, las características técnicas que se han aplicado en su producción, etc. Es decir, el aceite de oliva de mayor calidad (el virgen extra) tendrá más elementos beneficiosos para el organismo que el aceite de oliva que se haya obtenido por medios no mecánicos o en el que se hayan mezclado aceites de diferente calidad.

 

Componentes del aceite de oliva: ácidos grasos

El aceite de oliva se compone, casi en el 98 % de su total, de triglicéridos. Esto es, un conjunto de tres ácidos grasos que le dan la mayoría de propiedades al aceite de oliva.

El más destacado de todos es el ácido oleico, una grasa monoinsaturada que se encuentra de manera mayoritaria en este producto vegetal de manera natural. Este ácido es especialmente importante ya que actúa, de manera directa, sobre la composición de las membranas de las células del organismo, dotándolas de una fluidez y de una permeabilidad adecuada para su correcto funcionamiento.

Otros ácidos grasos presentes en el aceite de oliva son  el ácido palmítico y el ácido linoleico. El primero de ellos es el que se suele encontrar en carnes y en las grasas lácteas (mantequilla, nata o queso), así como en los aceites de coco y palma.

Pagos del Guerrer primer premioEl segundo de los ácidos señalados, el linoleico, es una sustancia esencial de la serie omega 6 y, por tanto, es de los que el cuerpo debe ingerir a través de la dieta pues no puede fabricarlo en su organismo, pero lo necesita para funcionar correctamente.

Gracias a estos ácidos grasos moninsaturados, el aceite de oliva contribuye a mejorar las defensas del cuerpo, disminuye los niveles de grasa corporal, ayuda a controlar los niveles de colesterol y a eliminar las grasas perjudiciales para el organismo y mejora el funcionamiento del sistema cardiovascular, nervioso y visual.

También contribuyen a controlar trastornos que provocan, por ejemplo, diabetes u obesidad.

 

Componentes del aceite de oliva: polifenoles e hidrocarburos

Aunque son menos conocidos que los triglicéridos, los polifenoles y los hidrocarburos también son componentes del aceite de oliva.

Gracias a los polifenoles, el aceite tiene su sabor característico y posee propiedades antioxidantes, por lo que resulta muy eficaz para frenar el envejecimiento de las células.

Por esto mismo, en la actualidad muchas investigaciones se han centrado en esta sustancia e investigan otras aplicaciones para frenar enfermedades como el cáncer.

El hexegenal es un hidrocarburo presente en el aceite de oliva. Gracias a su presencia podemos disfrutar del gusto herbáceo de esta sustancia, así como de su aroma afrutado.

Características que son también consecuencia de la presencia de alcoholes, esteroles y tocoferoles en el aceite de oliva.

 

Componentes del aceite de oliva: vitamina E y otras sustancias

La vitamina E es otro de los componentes del aceite de oliva. Aunque el porcentaje de esta vitamina no es muy elevado, gracias a esta sustancia el aceite es un aliado para frenar enfermedades como el Parkinson, la demencia senil, ayuda al crecimiento del cabello o mejora el funcionamiento del sistema ocular.Componentes del aceite de oliva

Aunque en cantidades muy pequeñas, el aceite de oliva también posee fósforo y zinc, lo que favorece la absorción de nutrientes, ayuda a prevenir los estados de anemia y fortalece el sistema inmunológico del cuerpo.

 

Componentes del aceite de oliva: cómo sacarles el máximo provecho

Para beneficiarse de los componentes del aceite de oliva, lo mejor es consumirlo en crudo, pues al calentarlo algunas de sus propiedades se ve mermada.

La cantidad diaria recomendada por los organismos internacionales de salud oscila entre las 3 y las 6 cucharadas soperas.

Hay que recordar a este respecto que cada cucharada equivale a 10 mililitros. Esta cantidad se refiere a aceite total. Es decir, al que se emplea para aliñar y al que se utiliza para cocinar durante un día.

bodega valenciana

El aceite de oliva virgen extra valenciano es un producto propio del Levante español que presenta unas características específicas protegidas legalmente, desde el año 2008, por la denominación de origen protegida “Aceite de la Comunitat Valenciana”.

El aceite de oliva que se obtiene en cualquier zona del mundo es el resultado de un proceso en el que intervienen: la calidad de la aceituna, las condiciones geográficas y ambientales de la zona, el proceso de recogida del fruto, la forma en la que se exprime la aceituna e incluso la manera en que se almacena
una vez obtenido el aceite. De ahí que el aceite de oliva que se produce en la Comunidad Valenciana tenga unas particularidades concretas que lo hacen único en el mundo.

 

 

Aceite de oliva virgen extra valenciano: Aceitunas autóctonas

Parte fundamental del éxito del aceite de oliva virgen extra de la Comunidad Valenciana reside en la calidad de las aceitunas que se emplean en su realización. Frutos que maduran en los campos del interior y la costa valencianos y que reciben las bondades del mar Mediterráneo.

Las variedades autóctonas de aceituna que se emplean en la elaboración de aceite de oliva virgen extra son: Villalonga o Forna, Blanqueta, Farga, Serrana de Espadán, Morruda, Cornicabra, Alfafara, Grossal, Changlot Real, Rojal, Canetera o Nana, Manzanilla o Mançanell, Arbequina, Picual, Empeltre, Cuquillo, Sollanenca, Callosina, Llumero o Llumeta, Millarenca, Borriolenca, Genovesa, Gileta, Meña o Piñón y Temprana de Montán.

aceite de oliva virgen extra valencianoLa combinación de los diferentes zumos de las diferentes aceitunas hace que el líquido resultante sea un aceite equilibrado en lo que se refiere a las grasas que lo componen. En cuanto a valores nutricionales hay que tener en cuenta que este aceite tiene un elevado nivel de ácido oleico (lo que supone múltiples beneficios para el sistema cardiovascular de nuestro organismo) y los niveles medios del linoleico (imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro corazón). También es muy relevante la alta presencia de tocoferoles (vitamina E liposoluble) en su composición, un importante antioxidante.

En lo que a olfato se refiere el aceite de oliva virgen extra valenciano se caracteriza por su aroma afrutado que recuerda a las aceitunas verdes, a la almendra, al plátano y a la hierba verde. Este aspecto es el más destacado por los cocineros y expertos en gastronomía de todo el mundo, que señalan que el aceite de oliva virgen extra de la Comunidad valenciana es uno de los mejores del mundo.

En boca, el aceite de oliva virgen extra valenciano es muy intenso, presentando matices de amargor medio y un pique suave. Según el reglamento de la denominación de origen protegida de esta zona, el aceite de oliva de la Comunidad Valenciana se considerará extra sólo cuando presente una acidez igual o inferior a 0,7.

 

Aceite de oliva virgen extra valenciano: Dónde se produce

La zona de producción de las aceitunas que se emplean para elaborar el aceite virgen extra de la Comunidad Valenciana, según consta en su denominación de origen, comprende los términos municipales de: Albocàsser, Tirig, La Salzadella, Sant Mateu, Les Coves de Vinromà, Figueroles, Les Useres, San Juan de Moró, Serra Engarzeran, Torre Endomenech, Vall d’Alba, Vilafamés, Ayódar, Fanzara, Almedijar, Altura, Azuébar, Chóvar, Geldo, Navajas, Segorbe, Soneja, Castellnovo, Teresa, Vall d’Almonacid, Viver, Alcudia de Veo, Alfondeguilla, Artana, Tales, Gátova, Casinos, Alcublas, Gestalgar, Sot de Chera, Villar del Arzobispo, Requena, Utiel, Venta del Moro, Ayora, Cortes de Pallas, Anna, Bicorp, Bolbaite, Chella, Enguera, Millares, Navarrés, Font de la Figuera, Moixent, Vallada, Albaida, Beniatjar, Ontinyent, Alfafara, Alqueria d’Aznar, Cocentaina, Millena, Muro d’Alcoi, Alcoi, Biar, Cañada de Biar, Sax, Villena, Banyeres de Mariola y Onil.

Estas localidades se organizan en ocho zonas productoras de aceite de oliva que son las siguientes: El Maestrat, Plana Alta – Alcalatén, Sierra de Espadán y Calderona, Serranía del Turia – Ribera del Magro, Utiel-Requena – Valle de Ayora, Macizo del Caroig – Vall d’Albaida, La Montaña de Alicante y Vinalopó.

En todos estos lugares el cultivo de los olivos se realiza siguiendo la tradición. De ahí que se realice en abancalamientos de piedra seca. Así se viene realizando desde que los romanos comenzaran a producir aceite en la zona, hace miles de años.