Aceituna Grossal y los aceites de calidad de Valencia - Clos de la Vall

Si no encuentra la pasión... no es Clos de la Vall

La aceituna Grossal es un fruto del olivo que tiene el mismo nombre y que se cultiva en toda España, especialmente en la Comunidad Valenciana, donde es muy frecuente.

De hecho, la Denominación de Origen Protegida de Valencia la señalan como una de las pocas variedades que se pueden utilizar para obtener aceites de calidad. Un honor que comparte con otras variedades de aceitunas como: Villalonga o Forna, Blanqueta, Farga, Serrana de Espadán, Morruda, Cornicabra, Alfafara, Changlot Real, Rojal, Canetera o Nana, Manzanilla o Mançanell, Arbequina, Picual, Empeltre, Cuquillo, Sollanenca, Callosina, Llumero o Llumeta, Millarenca, Borriolenca, Genovesa, Gileta, Meña o Piñón y Temprana de Montán.

 

Particularidades de la aceituna Grossal

 

La aceituna Grossal es un fruto de gran tamaño que tiene mucho contenido de aceite en cada uno de los granos, que suelen alcanzar un peso medio de 3 gramos.

Tiene un color rojizo y es muy resistente a los contrastes de temperatura, lo que la ha convertido en la especie de olivo más cultivada en las zonas montañosas, rocosas o especialmente elevadas.

Se trata de una aceituna que se emplea para la elaboración de aceite de oliva virgen extra de calidad, un hecho que se consigue gracias al alto contenido de polifenoles y de ácido oleico de cada una de las aceitunas.

Para poder beneficiarnos de todas las propiedades de la aceituna grossal es importante que se apliquen sistemas mecánicos de extracción del aceite. Es decir, sin la intervención de procesos químicos donde se adultere su gusto o su composición natural.

Aceituna Grossal y Aceite Pagos del Guerrer

 

La aceituna Grossal es la materia prima con la que se elabora el aceite de oliva virgen extra Pagos del Guerrer, uno de los más afamados y premiados de la Comunidad Valenciana.

Elaborado por la Cooperativa Moixent, se trata de un aceite de mucha calidad que se caracteriza por un color verde intenso, una acidez marcada y un intenso sabor. Peculiaridades que le han convertido en un aceite que se emplea en alta cocina, así como en el aceite favorito de los paladares más exigentes.

El aceite Pagos del Guerrer de Moixent es un alimento que se caracteriza por su poca acidez, la media es de un 0,2 por ciento en ácido oleico. Su color es, como se ha comentado antes de tonalidad verde intensa, y en botella se percibe como un líquido muy limpio.

Su sabor es afrutado intenso, siendo en ocasiones verde amargoso, y destacando por las notas verdes de su aroma que recuerdan a la madera de olivo, a la alcachofa, a la tomatera, a las plantas de hoja verde y a la corteza de la planta del plátano verde.

Con todo ello se consigue que el aceite Pagos del Guerrer sea de un amargor intenso al pasar por boca, algo astringente, y con un picante medio, largo y fluido en su paso por boca. Todos estos valores son los que le han convertido, desde hace tres años, en el referente de los aceites de oliva virgen extra de calidad en la Comunidad Valenciana.

Y es que este producto ha obtenido durante tres ediciones consecutivas, el primer premio al mejor aceite con Denominación de Origen de la Comunidad Valenciana, en el XXI Concurso de Aceite de Oliva Virgen Extra “Ciudad de Utiel”. Un galardón del que pocos aceites del mundo pueden presumir.

Y es que las características propias de este aceite, y de la calidad de las aceitunas Grossal que se cultivan en la zona de Moixent, hacen que su sabor se imponga frente a las catas del resto de sus competidores. Un galardón que, a buen seguro, seguirá renovando durante muchos años más; y del que el cliente final disfruta gracias a la tienda online de coop Moixent , desde donde se sirven pedidos a todo el mundo.

  1. Autor: coopmoixent

COMENTAR NOTICIA